Qué bonito es el día del partido

Qué bonito es el día del partido

Papás que tu hijo no olvide que el día del partido es un regalo, una fiesta, para disfrutar de vuestra compañía y de la de sus entrenadores, amigos, rivales… Que recuerde poner en su cara su mejor sonrisa ¡¡¡está haciendo lo que le gusta!!! en compañía de las personas a las que quiere.

“El objetivo principal es ser un ejemplo de deportividad dentro y fuera del campo”

Antes de que comience el partido que tenga claro que el objetivo principal es “ser un ejemplo de deportividad dentro y fuera del campo”. Eso es lo que vosotros, sus compañeros, rivales, entrenadores y árbitros esperáis y os hará sentiros orgullosos de él.
1446727675_00-jpg
Que tenga en cuenta que los mejores jugadores, son aquellos que “se preocupan por sus compañeros de equipo”, ayudándolos y fomentando el espíritu de equipo, saben que el buen rendimiento en el partido depende del trabajo en equipo, si entre ellos todo funciona bien, el beneficio es para el equipo en general y para cada jugador en particular.
Vuestros hijos también deben saber, que los jugadores que más destacan y llaman la atención, son aquellos que “se esfuerzan en ayudar a que el partido trascurra sin incidentes” y con “Fair Play”, respetando al rival y facilitando el trabajo de sus compañeros, del entrenador y del árbitro, sin dejar de ser competitivos.

Recuerda…

  1. Si ayuda a sus compañeros, al árbitro, al entrenador, se lo agradecerán, todos se sentirán bien y podrán jugar tranquilos y concentrados.
  2. Si respeta al equipo rival, ellos también lo harán y jugarán un gran partido.
  3. Si se esfuerza, sus compañeros se esforzarán y el equipo se sentirá fuerte física y mentalmente.
  4. Si nos recuerda que le ayuda y le gusta vernos tranquilos, animando y disfrutando del partido con otros padres, lo tendremos en cuenta y conseguirá que no se nos olvide ser un ejemplo de comportamiento para todos.1446727743_04-jpg
  5. Si tiene una queja o un conflicto con un compañero, un rival, el entrenador o el árbitro, debe intentar resolverlo sin perder la calma, escuchando y hablando sin gritar, así se hará escuchar y respetar, aunque no estén de acuerdo, ayudando al juego limpio en el partido.
  6. Si intenta conocer bien a cada uno de sus compañeros, podrá ayudarles y ellos también le ayudarán siempre que lo necesite.
  7. Si se toma las situaciones adversas o complicadas como una oportunidad para controlar sus emociones e impulsividad y poner en práctica su autocontrol, no se desconcentrará y su progreso como jugador será mucho mayor, siendo un ejemplo para todos.
  8. Si comete un error, recuérdale lo que le dice su entrenador para hacerlo bien, así evitará ponerse nervioso, desmotivarse o reaccionar impulsivamente y podrá concentrarse de nuevo en el partido.
    1446727758_01-jpg
  9. Si intenta comprender lo difícil que es arbitrar, respetará a los árbitros y sus decisiones, ellos también le respetarán a él y a su equipo, evitando así situaciones que perjudiquen el buen desarrollo del partido y el “Fair Play”.
  10. Si al terminar, le hayan salido las cosas bien o no, hayan ganado o perdido, recuerda que el objetivo es aprender de cada partido, no perderá la humildad y seguirá esforzándose al máximo para mejorar y que mejore su equipo.
  11. Si saluda a sus rivales con sinceridad antes y después de jugar, todos se sentirán parte de un mismo equipo llamado “fútbol”, podrán ser amigos, aprender los unos de los otros, disfrutando y pasándolo bien, antes, durante y después del partido.
Por Montserrat Vallejo | Psicóloga Deportiva

Share This:

Comenta aquesta notícia

comentaris